DRÄGER PIR 7200

Fiable en las más duras condiciones industriales: el transmisor óptico de infrarrojos Dräger PIR 7200 ofrece una óptica sin desviaciones para el control en continuo del dióxido de carbono (CO2). El Dräger PIR 7200, basado en innovaciones patentadas, combina una óptica con máximo rendimiento de luz con una tecnología de cuatro haces que estabiliza las señales. La construcción de doble compensación destaca por su inigualable resistencia a las interferencias (p.ej. acumulaciones de polvo y suciedad). Debido a su naturaleza sin proyecciones, la señal de medición del Dräger PIR 7200 no se modifica por un haz parcialmente cubierto. De este modo se garantiza el cumplimiento del equipo del requisito de “ausencia de falsas alarmas”.

Copyright © 2018 Todos los derechos reservados.