Categoría: RESPIRACION

RESPIRACION

equipos aire comprimido

ARTÍCULO TÉCNICO Equipos de Protección Respiratoria.

 

RIESGOS RESPIRATORIOS

Los riesgos se pueden resumir en: gases y vapores inflamables, deficiencia de oxigeno, y gases tóxicos.

Los tipos de contaminantes o sustancias peligrosas pueden ser encontradas según su estado de agregación y tamaño en distintas formas. Las formas más habituales son polvo en estado sólido ,aerosoles en forma de líquidos y neblinas, gases y vapores, virus y bacterias de tamaño menor.

Las partículas de polvo se introducen en el aparato respiratorio y según su diámetro cubren un área diferente tanto en las vías altas y medias como en los pulmones. Las partículas de polvo más finas no se fijan, ya que entran y salen con total libertad. El peligro grave se encuentra en la parte central donde estas partículas se fijan a los pulmones de una manera más permanente. La presencia de partículas, gases y vapores puede provocar el desarrollo de determinadas enfermedades profesionales que requieren prevención y el uso permanente de equipos de protección respiratoria para poder evitarlas.

EQUIPOS AISTIDOS O MOTORIZADOS

Los equipos respiratorios asistidos o motorizados son una familia de equipos en los que se impulsa y favorece la inhalación gracias a un motor que proporciona un caudal de aire continuo, evitando así el esfuerzo respiratorio al usuario. Se incrementa notablemente el flujo de aire que se recibe y esto supone dos beneficios notables frente a la utilización tradicional de máscara y filtro: la eliminación o reducción de la resistencia respiratoria y la mayor protección en el caso de que el usuario lleve barba o utilice gafas, ya que se puede dificultar el ajuste adecuado debido a estos aspectos.

La protección que se consigue con este tipo de equipos es global: partículas, gases, vapores y combinada. Normalmente presentan un diseño más ergonómico porque pueden utilizar adaptadores faciales como capuchas, cascos, pantallas, etc. y además van provistos de dispositivos o sistemas de alarma que avisan de la saturación del filtro, niveles de  concentraciones, estado de la batería, e incluso disponen de un display informativo de fácil manejo para facilitar su utilización al usuario.

EQUIPOS FILTRANTES DE ESCAPE

Existen también dispositivos filtrantes de escape que permiten al usuario la evacuación desde el lugar de trabajo a una zona segura. Estos equipos presentan diversas configuraciones, y ofrecen diferentes tipos de protección según el riesgo potencial al que estén expuestos los usuarios.

Existen filtros de escape para aplicaciones industriales frente a una amplia variedad de vapores y gases peligrosos, además de versiones especialmente diseñadas para la evacuación del público, en general, frente a posibles situaciones de incendios.

EQUIPOS DE PROTECCION RESPIRATORIA AISLANTE

La protección respiratoria aislante permite al usuario trabajar en atmósferas irrespirables sin tener en cuenta ni las concentraciones de oxígeno, ni la naturaleza de los contaminantes. El equipo respiratorio se convierte en un “pulmón” que otorga al usuario aire respirable en condiciones adecuadas para la vida. Los equipos aislantes pueden ser clasificados según la fuente de aire respirable, como equipos de aire comprimido y equipos de oxigeno. Se pueden clasificar según la morfología del equipo en equipos autónomos y equipos semiautónomos.

EQUIPOS SEMIAUTONOMOS

Los equipos semiautónomos son los que presentan su campo de actuación dependiendo de una manguera de suministro, encontrándose la fuente de aire respirable alejada de la zona de trabajo.

La fuente de aire respirable está alejada del usuario, y al no ser portada por el mismo, su principal característica es el bajo peso que porta el usuario unido a una autonomía limitada. Por el contrario, la desventaja es el límite de actuación que queda delimitado por la manguera y su longitud. Existen 2 versiones;

De aire fresco, que toma aire de la atmósfera, normalmente para favorecer la aproximación al   usuario. Se ayudan de un ventilador o motor que impulsa dicho aire a través de una manguera. De   no ser así, la resistencia respiratoria es muy alta provocando un esfuerzo respiratorio muy elevado.   Estos equipos se utilizan poco en la actualidad.

De aire comprimido: la fuente de aire está también alejada del usuario pero en este caso el aire se   obtiene de un almacén presurizado de presión, bien compresor, batería de botellas de alta presión,   o bien de una red industrial de media presión.

EQUIPOS SEMIAUTONOMOS DE AIRE COMPRIMIDO

Los equipos semiautónomos de aire comprimido o de línea de aire comprimido, son equipos muy utilizados en industria tanto a nivel habitual de trabajo como a nivel de alto riesgo por la variadas posibilidades de adaptador facial existentes, posibilidades de escape y de fuentes diversas de aire o de suministros móviles.

El aire comprimido llega desde la fuente exterior de suministro hasta el equipo de protección individual que porta el usuario. Existen diversas configuraciones de equipos según el trabajo a realizar:

DE TRABAJO LIGERO: capucha con flujo de aire, donde el aire que recibe el usuario es continuo, favoreciendo el refresco y disminuyendo el estrés térmico. Se puede utilizar con máscara, mascarilla y capucha, bien de flujo o bien por medio de un pulmoautomático. No es el mayor nivel de seguridad, pero es adecuado para el uso en trabajos cotidianos industriales como pinturas, disolventes, ambientes con polvo permanentes…, este tipo de equipos no se puede utilizar en espacios confinados.

DE TRABAJO PESADO: los sistemas de presión a través de la máscara son los de máximas prestaciones y de más alto factor de protección, siendo la presión positiva el de mayor seguridad. Normalmente estos equipos disponen también de botellas pequeñas de escape o emergencia para garantizar la evacuación segura de la zona en situación de carencia o fallo de la línea de aire comprimido. Las normas que rigen estos equipos son las siguientes:

– Con pulmoautomático y máscara: EN14593-1 y EN14593-2 de aire comprimido.

– Con caudal continuo: EN14594 de flujo continuo.

Los equipos semiautónomos de trabajo ligero pueden utilizarse con máscaras o capuchas, dependiendo de la aplicación y/o la preferencia del usuario. Son equipos generalmente compuestos de cinturón de línea, manguera y capucha. Son muy ligeros (menos de 600 gramos y el suministro de aire es superior a los 80 litros por minuto).

El nivel de ruido en el interior de la capucha es menor a 80dB y no son aptos para utilizar en ambientes con deficiencia de oxígeno ni espacios confinados, ya que su protección es media. Los equipos semiautónomos de trabajo pesados, son similares a los equipos autónomos de aire comprimido y se utilizan cuando se requiere una protección muy alta.

Los equipos semiautónomos de intervenciones de alto riesgo están sujetos en función de su configuración a diferentes normas: EN137 Equipos Autónomos; EN14593 Equipos Semiautónomos de línea de aire comprimido; EN402 Equipos de escape de aire comprimido con máscara, mascarilla o boquilla.

Los equipos semiautónomos de trabajo pesado han de responder en situaciones de emergencia, por ello se configuran con presión positiva y con una botella para escape. Todos estos equipos cumplen los requisitos más extremos acordes con las normas de intervención de los equipos de emergencia.

Las fuentes de aire respirable pueden ser móviles, carritos con un almacén de aire comprimido (con botellas pequeñas de los propios equipos autónomos o con botellas grandes de aire comprimido de 50 litros a 300 bares ó 200 bares.

El equipo se completa con una guía para las mangueras, freno en la devanadera y freno de pie. Habitualmente estos sistemas de suministro de aire portátil van dotados de sistemas de seguridad y control para ofrecer un máximo nivel de seguridad al usuario. Además de alta presión, avisa al controlador de la botella (las botellas en uso están casi vacías), existe un preajustado entre 60 y 50 bares. Existe también una alarma de baja presión; avisa al controlador de una caída de presión en el suministro de aire de las mangueras.

¿Quieres más Info? Accede al Catálogo

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Detector de gases inflamables, oxígeno, monóxido de carbono y ácido sulfhídrico. Muy fácil de utilizar, opera de forma simple con un sólo botón. Sólo necesita calibración 2 veces por año, mediante un procedimiento sencillo ejecutado con un sólo botón. La unidad se recarga en 4 horas. Posee la calificación IP67, que garantiza su resistencia al polvo y el agua. Garantiza la obtención de un registro preciso del día de trabajo de un usuario con 16 horas de registro de datos estándar y un registro de hasta 10 eventos. Increíblemente delgado y liviano, lo que hace que sea cómodo de llevar. Alimentación con batería recargable. Texto en varios idiomas: español, inglés, francés, alemán y portugués. ATEX.

Rápido y sencillo, el kit no invasivo para detección de drogas Dräger DrugCheck 1200 STK, hace posible la detección simultánea, cualitativa de hasta seis clases de sustancias ilegales en una sola muestra de fluido oral. Adecuado para ser utilizado por cualquier persona, en cualquier momento y en cualquier situación, esta sencilla prueba suministra indicación inmediata de los niveles de sustancia que pueden encontrarse en ese momento en el fluido oral.

El moderno dispositivo de monitorización Dräger X-zone 5000 se puede utilizar en combinación con el Dräger X-am 5000 o X-am 5600 para la medición de hasta seis tipos de gases diferentes. Este equipo fácil de transportar, sólido y resistente al agua extiende la tecnología de detección portátil de gases a múltiples aplicaciones industriales. Monitorización de área innovadora. El Dräger X-zone 5000 transforma los instrumentos de detección portátil de gases Dräger X-am 5000 y X-am 5600 en unos dispositivos innovadores de monitorización del área con un amplio rango de aplicaciones. Una combinación perfecta para una mayor seguridad: además de los detectores personales que puede llevar el usuario, estos monitores de área se pueden colocar allí donde se espera una concentración peligrosa de gases. Seguridad sin cables en todo el perímetro. Se pueden interconectar hasta 25 Dräger X-zone 5000 automáticamente para formar una cadena inalámbrica. Esta interconexión de los dispositivos de monitorización del área permite obtener una seguridad más rápida en áreas grandes. En caso de una alarma de gas, el Dräger X-zone 5000 transmite la señal de alarma a todas las unidades que forman parte de la cadena mediante una señal vía radio. Esta alarma secundaria se muestra, al contrario que la alarma principal roja, verde/rojo mediante el anillo del LED iluminado, lo que permite un reconocimiento más fácil y rápido de la zona de alarma principal (presencia de gas) y analizar la causa de la misma. Monitorización del área incluso con bomba. Una bomba integrada opcionalmente permite una monitorización continua de las áreas durante una medición en un lugar remoto. Esto proporciona una monitorización continua de espacios y ubicaciones estrechos y de difícil acceso (tanques, túneles, tuberías, …), hasta una distancia de 45 m (150 ft). Contacto de alarma para la utilización con un equipo externo. Mediante el contacto de alarma libre de potencial, el Dräger X-zone 5000 también se puede interconectar y operar con otros equipos externos como alarmas sonoras, señales visuales, semáforos, cortar el suministro eléctrico a una zona, …. Además, la señal en cadena, junto con el contacto de alarma, se puede transmitir a una sala de control, supervisando un amplio rango de aplicaciones. Certificado para zona clasificada Ex Atex Zona 0. A diferencia de los medidores de gas personales, los dispositivos de monitorización del área permanecen en caso de una alarma de gas en el área con peligro de explosión. Por tanto, es importante que los dispositivos estén aprobados para su uso en áreas con peligro de explosión Atex zona 0. Las aprobaciones del Dräger X-zone 5000 permiten la operación continua del dispositivo en una atmósfera y ambiente explosivo. Operación continua de hasta 120 horas. Los dos modelos de baterías recargables hacen que el Dräger X-zone 5000 se pueda adaptar para numerosas aplicaciones. La batería de 12 Ah, con un peso total de solo 7 kg (15 lbs.), ofrece una operación continua de hasta 60 horas. La batería de 24 Ah con un peso total de 10 kg (22 lbs) proporciona hasta 120 horas de operación continua, una semana completa de trabajo. Alarmas claras – 360º. Incluso a distancia se puede ver el anillo del LED en verde que indica que el aire está limpio. Si se detecta riesgo de gas, el color del LED cambia de verde a rojo, lo que supone un aviso visual claro de que hay presencia de gases peligrosos. Además, se emite una alarma de aviso altamente sonora. La entrada del gas en el Dräger X-zone 5000 está colocada de tal manera que el gas se puede difundir 360º por todos los lados del equipo.

El sistema de seguridad y alerta personal Dräger Bodyguard® 1000 está diseñado para proteger la vida del usuario alertando cuando se encuentre inmóvil o en emergencia, mediante señales y alarmas claras y reconocibles que aseguran una reacción rápida y eficaz, aun en las peores condiciones circundantes. Su diseño resistente, permite su uso en las condiciones más exigentes, Dräger Bodyguard 1000 cumple su función una y otra vez sin afectarse por las dificultades del entorno. Hermético, según IP 67, y diseñado para su utilización a temperaturas entre -30 °C y 60 °C. Dräger Bodyguard 1000 está libre de mantenimiento; solo es necesario sustituir la batería cuando sea necesario. Con la misma facilidad de uso y funcionalidad que el Bodyguard 7000, el Bodyguard 1000 presenta una sencilla funcionalidad con simplemente pulsar los botones que garantiza un manejo cómodo, incluso cuando se llevan guantes. La unidad realizará una comprobación automática completa nada más iniciarse. El apagado accidental durante el uso se elimina mediante las opciones de inserción numérica o de pulsación doble de botones, según el modo de funcionamiento. Cuando trascurran 25 segundos sin producirse movimientos, y otros 8 segundos adicionales sin cancelación de la alarma, el Bodyguard 1000 emitirá una alarma direccional completa para ayudar a localizar rápidamente al usuario en apuros. Los tiempos del sensor de movimiento se pueden configurar según las preferencias deseadas por medio del módulo RFID PC Link y un PC. Además, los LED dobles de gran visibilidad permiten la localización incluso en condiciones de mala visibilidad. Las luces azules intermitentes de baja frecuencia ayudan a localizar fácilmente a los miembros del equipo durante las actividades normales y mantienen la visibilidad entre ellos. Con las pinzas de sujeción opcionales, Dräger Bodyguard 1000 se puede utilizar con cualquier equipo respiratorio autónomo de forma rápida y segura en cualquier posición, ya sea en el hombro, la cintura o la espaldera, también se puede utilizar independientemente sin equipo autónomo. El Dräger Bodyguard 1000 va equipado con una alarma térmica que suena cuando la temperatura ambiente sube rápidamente o supera los niveles de seguridad y supone un peligro para el usuario si permanece en ese entorno.

Alta calidad de medición sumada a un montaje simple y un manejo extremadamente sencillo. El transmisor Polytron 3000, intrínsecamente seguro, es ideal para la medición industrial de gases tóxicos y oxígeno. El sistema que consta de una estación de premontaje (para la instalación mecánica y eléctrica) y del Dräger Polytron 3000 (electrónica de transmisor) ahorra tiempo y dinero. La estación de premontaje se puede montar y conectar por adelantado y se protege de la lluvia y el polvo hasta que se utilice. El Dräger Polytron 3000 se coloca en ella y se fija con un cierre de presión. Después de insertar el sensor, el sistema está listo para el funcionamiento.

La próxima generación de sistemas de seguridad personal. No sólo es el primera pulsera de emergencia inteligente del mundo, sino que también es el sistema de alerta personal más intuitivo y fácil de usar que se haya diseñado. Evacuaid PRO es muy adecuado para los profesionales de la industria y para los empleados responsables de la seguridad de los demás. Al ser un sistema independiente, también proporciona una mayor seguridad personal en su casa o cuando viaja. Evacuaid PRO es completamente autónomo de cualquier otro dispositivo, los usuarios necesitan sólo un minuto para entender todas las funciones. No tiene mantenimiento y siempre esta listo para usar en una emergencia. Evacuaid PRO es hermético y fabricado para soportar cualquier inclemencia externas. Evacuaid no es sólo una potente linterna, dispone de un sistema de alarma integrado por si el operario sufre un accidente laboral o requiere ser atendido, el sistema acústico se activa manual o automáticamente.

El Polytron Dräger 7000 es un detector de gas que puede satisfacer todas las aplicaciones de detección de gases tóxicos y oxígeno en una única plataforma. Puede cumplir los requisitos del mercado habitual así como los requerimientos de soluciones personalizadas de alta especificación. Dräger Polytron 7000 es capaz de detectar más de 100 diferentes gases. Específicamente diseñado para los exigentes requisitos de las 24 horas del día, 365 días al año de sistemas de detección de gases, el tamaño mayor del DrägerSensor son conocidas por su larga vida y rendimiento superior. La memoria del sensor integrado contiene todos los datos del correspondiente sensor. Todo esto permite el uso de sensores pre-calibrados, lo que hace que el Dräger Polytron 7000 sea ideal para un transmisor, virtualmente, libre de mantenimiento. El Polytron 7000 consiste de dos piezas; estación de premontaje y módulo electrónico. Se puede instalar la estación de premontaje (montaje y cable) y luego enchufar el módulo electrónico cuando este listo para la puesta en marcha. El diseño de la carcasa dura y compacta de poliéster conductivo reforzado con fibra de vidrio del Dräger Polytron 7000 le da una protección contra polvo y agua IP66/67. También tiene resistencia de RFI insuperable y verificación a SIL 2. El diseño de la carcasa dura y compacta de poliéster conductivo reforzado con fibra de vidrio del Dräger Polytron 7000 le da una protección contra polvo y agua IP66/67. También tiene resistencia de RFI insuperable y verificación a SIL 2.

El Dräger X-am 7000 es la mejor solución para la detección simultánea y continua de hasta cinco gases. Una combinación de más de 25 sensores permite soluciones flexibles para tareas de monitorización individuales. El Dräger X-am 7000 puede ser equipado con tres sensores electroquímicos (EC) y dos sensores a combinar entre dos catalíticos (CatEX), dos infrarrojos (IR EX o CO2) o un sensor de fotoionización (PID). Es el compañero ideal en una gran variedad de aplicaciones donde es necesaria una monitorización rápida y fiable de oxígeno, además de gases y vapores tóxicos y/o combustibles en el ambiente. Sensores inteligentes e intercambiables de forma sencilla y rápida. Robusto y totalmente estanco al agua y partículas con un índice de protección IP67. batería para un funcionamiento en continuo de mas de 20 horas. Función de búsqueda de fugas con el sensor CatEX. Memoria interna de datos (opcional) para almacenamiento de datos y análisis en PC con software Dräger Gas Vision. Bomba interna automática (opcional) con sonda de hasta 45m de longitud. Sensor PID instalable para la medida de COVs en el rango de 0-2000 ppm.

Fiable en las más duras condiciones industriales: el transmisor óptico de infrarrojos Dräger PIR 7200 ofrece una óptica sin desviaciones para el control en continuo del dióxido de carbono (CO2). El Dräger PIR 7200, basado en innovaciones patentadas, combina una óptica con máximo rendimiento de luz con una tecnología de cuatro haces que estabiliza las señales. La construcción de doble compensación destaca por su inigualable resistencia a las interferencias (p.ej. acumulaciones de polvo y suciedad). Debido a su naturaleza sin proyecciones, la señal de medición del Dräger PIR 7200 no se modifica por un haz parcialmente cubierto. De este modo se garantiza el cumplimiento del equipo del requisito de “ausencia de falsas alarmas”.

Copyright © 2017 Todos los derechos reservados.