Autor: proin-pinilla

Aunque se habla de líquidos inflamables, no es el estado líquido sino el vapor el que es inflamable. Solamente el vapor puede formar una mezcla inflamable con el oxígeno del aire. Tanto la volatilidad del vapor como su nivel inferior de explosión (LEL) son una medida para el riesgo de explosión. Las propiedades de la volatilidad y el LEL son combinados por el llamado punto de inflamación.

Para ser inflamable, la concentración del vapor del líquido sobre la superficie del líquido debe exceder el LEL. Si es o no, depende de la concentración individual de vapor producida por la presión del vapor del líquido – y esto solamente depende de la temperatura del líquido.

Con respecto a la seguridad de los materiales inflamables este comportamiento está descrito por el punto de inflamación (F):
El punto de inflamación es la temperatura a la cual se produce tanto vapor, que la mezcla vapor/aire puede ser encendida por un equipo estandarizado y continua quemando. Por ejemplo, si el punto de inflamación de un líquido inflamable está por encima de los 50 °C, este líquido no puede ser encendido a 30 °C.

*¡No se puede encender Diesel (F > 55 °C) mediante una cerilla encendida, pero si se puede encender gasolina (F < – 20 °C)!

Conclusión: los líquidos inflamables son más peligrosos cuanto más bajo es su punto de inflamación. Ya que los vapores de líquidos inflamables no pueden ser encendidos por debajo de su punto de inflamación, esto puede ser la base de protección preventiva contra explosión: Utilizar solamente líquidos inflamables con puntos de inflamación superiores a la temperatura ambiente y no hay riesgo de explosión. En realidad esto es una práctica común, pero si los líquidos son utilizados como disolventes hay una desventaja: líquidos menos volátiles requieren más energía para la evaporación. Por definición, gases no tienen puntos de inflamación porque no tienen fase líquida en condiciones normales.

Gases y Vapores tóxicos

La toxicidad de gases y vapores utilizados industriálmente es determinada mediante experimentos de laboratorio que tienen como resultado la tasa LC 50 . De esto y de otras investigaciones científicas sobre salud laboral con incluso concentraciones v más bajas, comités autorizados deducen propuestas para valores límite umbral (límites de exposición laboral) que deben ser obligatorios. Estos umbrales de valor limite están definidos de tal manera que el trabajador no sufrirá daño mientras que no respire concentraciones de gas superiores umbral del valor limite establecido durante toda su vida laboral – sin embargo, ¡esto debe ser garantizado!

Gases y vapores inflamables

Gases inflamables: cuanto más bajo es el límite inferior de explosión (LIE ó LEL), más peligrosos son. Vapores inflamables: cuanto más bajo es su punto de inflamación, más peligrosos son. El punto de inflamación está definido por la presión de vapor dependiente de la temperatura del líquido y su LEL.

Solo los líquidos inflamables tienen un punto de inflamación. Por definición no hay punto de inflamación para gases.

LEL y protección preventiva de explosión

Solamente si la proporción de un combustible en aire está dentro de ciertos límites, los gases y vapores inflamables pueden producir mezclas inflamables con el aire.

El límite inferior de explosión (LEL) está definido como la concentración (indicada en Vol%) de una mezcla de gas combustible y aire que bajo condiciones estandarizadas puede inflamarse y continuar ardiendo. El LEL de todos los gases y vapores inflamables conocidos está en el rango de aprox. 0.5 a 15 Vol%. Por ejemplo, el LEL de mezclas de hidrógeno y aire es 4 Vol%, y así un gas de prueba de 2 Vol% en aire es definitivamente no inflamable.

Limitación de concentración Este comportamiento es esencial para la práctica de la protección contra explosión: como un gas por debajo de su concentración LEL no puede inflamarse, la protección contra explosión puede ser realizada continuamente midiendo la concentración de gas y asegurando mediante medidas adecuadas que por ejemplo la mitad del LEL (= 50% LEL) no sea sobrepasado.

Este método de protección preventiva contra explosión se conoce como la medida primaria: no la ignición de una atmósfera potencialmente explosiva, pero la formación de una atmósfera potencialmente explosiva es prevenida fiablemente. La medición de la concentración se realiza preferiblemente mediante sensores infrarrojos o sensores de perlas catalíticas, que deben cumplir con requisitos de seguridad especialmente estandarizados y estar certificados para ello.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

¡Prácticamente, todos los gases y vapores siempre son peligrosos! Si los gases no existen en su composición atmosférica familiar y respirable, la respiración segura ya puede estar afectada.

Es más: Cualquier gas es potencialmente peligroso, si esta licuado, comprimido o en su estado normal – lo importante es conocer su concentración.

Básicamente hay tres categorías de riesgo:

– Ex – Riesgo de explosión por gases inflamables.

– Ox – oxígeno.

Riesgo de asfixia por desplazamiento de oxígeno.

Riesgo de aumento de la inflamabilidad por enriquecimiento en oxígeno.

– Tox – Riesgo de intoxicación por gases tóxicos.

Sin herramientas auxiliares los humanos no son capaces de reconocer estos peligros con suficiente antelación para iniciar las contramedidas adecuadas. Con solo algunas excepciones nuestro olfato ha resultado ser un equipo de alarma extremadamente poco fiable.

Por ejemplo, somos sensibles al ácido sulfhídrico en bajas concentraciones por su típico olor de huevos podridos, pero altas concentraciones letales de ácido sulfhídrico no son detectadas por nuestra nariz. El escapar a áreas supuestamente no peligrosas por su falta de olor ya ha causado gran cantidad de accidentes fatales.

 Incluso gases inofensivos como argón, helio o nitrógeno pueden ser peligrosos cuando el vitalmente importante oxígeno es desplazado por un repentino escape. ¡Peligro de asfixia! Concentraciones de oxígeno inferiores al Vol% son letales. Exceso de oxígeno (más del 21 Vol%) aumenta el peligro de inflamabilidad y puede incluso causar la autoignición de materiales inflamables. Los gases y vapores inflamables no solo pueden causar considerables daños en las fábricas por ignición, sino que también la vida humana está comprometida.

Es esencial detectar de manera fiable los peligros Ex-Ox-Tox y proteger la vida humana, bienes y ambiente mediante medidas adecuadas.

– Esto es para lo que son necesarios los detectores de gas.

– Esto es para lo que son necesarios los sistemas de detección de gases.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

En oposición a los gases – pueden existir solo aprox. de 200 a 300 – el término apropiado para el estado gaseoso de la materia por debajo de su punto de ebullición es vapor. En general el vapor existe en un equilibrio con su fase líquida (o algunas veces incluso sólida) y condensa o evapora dependiendo de su temperatura. Este comportamiento se conoce muy bien en el agua: un enfriamiento del aire húmedo durante la noche causa niebla (condensación), mientras que el calor del sol de la mañana disuelve nuevamente la niebla (evaporación).

En un recipiente cerrado, la concentración máxima posible de vapor se forma encima de la superficie de un líquido. Esta concentración de vapor depende de la temperatura del líquido. En una vista microscópica, el vapor es generado por el movimiento aleatorio de las moléculas del líquido y su capacidad de sobreponerse a la tensión de superficie y mezclarse con las moléculas de aire de encima.

Cada líquido tiene una cierta presión de vapor característica que solo depende de la temperatura del líquido, y esta presión es igual a la presión atmosférica cuando su temperatura alcanza el punto de ebullición. El gráfico de esta correlación se conoce como la curva de presión de vapor, que hace posible determinar la concentración máxima posible de vapor a una determinada temperatura.

Dividiendo la presión de vapor máxima posible por la presión ambiente da como resultado la llamada concentración de saturación en Vol%. por ejemplo, para n-hexano a 20 °C (presión de vapor 162 mbar) a una presión ambiente de 1000 mbar la concentración máxima posible de n-hexano es 16.2 Vol%.

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Los gases y vapores inflamables y tóxicos pueden producirse en muchos sitios. Para tratar con el riesgo tóxico y el peligro de explosión – sirven los sistemas de detección de gases.

Tecnología de detección de gases, principios de medición y la preocupación por la seguridad.

¿Qué es materia Gaseosa?

A un estado de la materia con una temperatura superior a su punto de ebullición se le denomina gas. En relación con el entorno de las personas (condiciones normales) cualquier sustancia que tiene un punto de ebullición inferior a 20º C a presión normal es un gas. El gas de menor peso es el hidrógeno (H2 , 14 veces más ligero que el aire), el gas más pesado es el hexafluoruro de tungsteno (WF6, aprox. diez veces más pesado que el aire).

En condiciones normales 1 cm3 de gas contiene unas 30·1018 moléculas, la distancia media entre ellas es solamente de tres nanómetros. Revolotean por el espacio de 100 a 1000 metros por segundo, chocan un billón de veces por segundo con otras moléculas, de tal manera que entre dos colisiones solo pueden desplazarse aprox. 50 a 100 nanómetros. Y con cada colisión cambian su dirección de movimiento y transfieren energía a su compañero de colisión.

Esto es un movimiento completamente aleatorio de moléculas, que es macroscópicamente medible como la temperatura del gas (energía cinética media de todas las moléculas) y la presión de gas (velocidad media de todas las moléculas golpeando una superficie) o extensión (volumen). Por consiguiente presión, temperatura y volumen están matemáticamente en una relación fija, que en caso ideal sigue la llamada ley de los gases ideales:

– A una presión constante, el volumen de gas cambia proporcionalmente a su temperatura – por ejemplo expande al ser calentado.

– A un volumen constante de gas (gas en un recipiente cerrado) la presión del gas cambia proporcionalmente a su temperatura -por ejemplo la presión interna de un recipiente cerrado aumenta cuando se calienta-.

– A temperatura constante la presión de gas cambia proporcionalmente a su volumen -por ejemplo la presión aumenta cuando se comprime el gas-.

También, el movimiento aleatorio extremadamente rápido de las moléculas de gas es la razón de que los gases se mezclan fácilmente y nunca se separan uno del otro. El movimiento de las moléculas en dirección de baja concentración (llamada difusión) está basado en estas características moleculares y juega un papel esencial en los principios de medición de los sensores de gas. Comúnmente los procesos de difusión son más rápidos, cuanto más rápido se mueven las moléculas (más caliente es el gas) y más bajo es el peso molar (más ligero es el gas).

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

El resultado de la medición de cualquier magnitud física, como es el ruido, debe ir acompañado de una indicación de la calidad de dicho resultado, de manera que quienes manejen ese dato puedan evaluar la idoneidad del mismo. Sin esta indicación, que es precisamente la incertidumbre, las mediciones no podrían compararse entre sí ni con valores de referencia. La incertidumbre de medida se define como el parámetro asociado al resultado de una medición que caracteriza la dispersión de los valores que podrían ser razonablemente atribuidos al mensurando (siendo el mensurando la magnitud particular objeto de la medición).

En el caso de la medición de la exposición laboral al ruido, el mensurando es el nivel de exposición diario equivalente, LAeq,d. Por lo general, en la realización de cualquier medición (no sólo de la exposición al ruido) se cometen imperfecciones que dan lugar a un error en el resultado de la medición. Los términos error e incertidumbre no son sinónimos, sino que se trata de conceptos diferentes.

El error se define como la diferencia entre el resultado de una medición y el valor verdadero del mensurando. Se trata, por tanto, de un valor y de un concepto ideal que, como tal, puede no conocerse con exactitud jamás. La incertidumbre, en cambio, es un rango, se estima para un procedimiento de medición y, posteriormente, se aplica a todas las determinaciones descritas en el mencionado procedimiento.

Es una expresión del hecho de que, para un mensurando y un resultado de medida dados, no existe un único valor, sino un infinito número de valores dispersos en torno al resultado que son compatibles con todas las observaciones, datos y conocimientos que se poseen y que, con diferentes grados de credibilidad, pueden atribuirse al mensurando. En la realización de una medición de la exposición al ruido existen numerosas fuentes posibles de incertidumbre debidas tanto a errores como a alteraciones naturales de las condiciones de trabajo.

La exactitud y precisión de la medición de la exposición al ruido, objetivos primordiales, van a depender fundamentalmente de un conocimiento profundo de la/s exposición/es, de los aparatos empleados y de la estimación de los tiempos de exposición.

Entre las posibles fuentes de incertidumbre cabe destacar:

• La instrumentación empleada y su calibración.

• La posición del micrófono.

• Las variaciones en el trabajo diario, en las condiciones operativas, etc.

• El tipo de muestreo llevado a cabo, como tal.

• Falsas contribuciones, tales como el viento, corrientes de aire o impactos en el micrófono.

• Un análisis inicial de las condiciones de trabajo deficiente.

• Las contribuciones de fuentes de ruido atípicas tales como conversaciones, música, señales de alarma o comportamientos anormales.

Los errores derivados de los posibles impactos sobre el micrófono, las corrientes de aire o las contribuciones anó-malas deben ser controlados y minimizados al máximo, en la medida de lo posible. Las demás fuentes de incertidumbre en la medición de ruido, por su parte, deben ser también controladas pero en algunos casos imposibles de minimizar. Para su evaluación, son tratadas matemáticamente de forma independiente. Cada componente de incertidumbre se expresa como una desviación estándar y se denomina incertidumbre estándar, ui.

Para el resultado de la medición de ruido, se calcula la incertidumbre estándar combinada, u, que proviene de la combinación de todas las componentes de la incertidumbre estándar, ui. Las contribuciones de cada componente se calculan utilizando los correspondientes coeficientes de sensibilidad, ci.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

Estrategias de medición y valoración de la exposición a ruido (I): incertidumbre de la medición

En el Anexo II (Medición del ruido) del Real Decreto 286/2006, se establece la filosofía en que debe basarse tanto el planteamiento de las mediciones como la comparación de los resultados que se obtienen a través de ellas, con los valores de referencia.

1ªParte. INTRODUCCIÓN

El Real Decreto 286/2006, sobre la protección de la salud y la seguridad de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición al ruido, introdujo el concepto de incertidumbre en su articulado. Este hecho ha obligado a considerar el dato de la incertidumbre en la expresión final del resultado de una medición de ruido, tal y como ya reflejaba la Directiva europea 2003/10/CE, de la que emana la citada norma española.

En su Anexo II, el citado real decreto establece la necesidad de comparar el resultado de la medición de ruido con los valores de referencia teniendo en cuenta el intervalo de incertidumbre asociado. Asimismo, dispone que la determinación del referido intervalo de incertidumbre se llevará a cabo de conformidad con la práctica metrológica.

En el marco de esa práctica metrológica, la Norma UNE EN ISO 9612:2009 aporta un método para la medición de la exposición al ruido de los trabajadores y para el cálculo del nivel de exposición y de la incertidumbre asociada. Durante el proceso de redacción de la mencionada norma, se elaboró la Guía Técnica del Real Decreto 286/2006, publicada por el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo en el año 2008.

El Apéndice 5 de dicha Guía Técnica, que recoge los aspectos relativos a las mediciones del nivel del ruido, se inspiró en un borrador de la mencionada norma que, finalmente, no coincidió con la versión definitiva de la misma.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

En esta web van a tener acceso a Nuestro Catálogo Outlet en la parte superior derecha, a través del Botón “Catálogo de Productos

El catálogo se va a ir actualizando mensualmente con nuevos productos que podran adquirir a un precio muy competitivo con ofertas hasta agotar existencias que se servirán por riguroso orden de pedido.

Actualmente pueden encontrar: Guantes de protección, calzas y Ropa Laboral.

Esten atentos a próximas Novedades en nuestro catálogo especial de Epis (Equipos de Protección Individual)

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Diario Expansión: Artículo mención a Proin Pinilla, como empresa ejemplo de como alcanzar el éxito pese a la recesión.

El negocio de Proin Pinilla es básico para el desarrollo de cualquier otra actividad empresarial: Distribuye equipos de protección individual (epi): ropa, cascos y guantes. Son un ejemplo de adaptación al mercado porque van creando productos cuando los habituales, que dependían del sector de la construcción, estaban de capa caida.

Lo fundamental en cada empresa es la planificación y transmitir confianza al cliente.

Hay que confiar en el capital humano, buscar el valor añadido a tu producto y dedicar toda tu energia al proyecto que quieras desarrollar.

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Reglamento de productos biocidas (RPB, Reglamento (UE) nº 528/2012) regula la comercialización y el uso de los productos biocidas, que se utilizan para proteger a los seres humanos, animales, materiales o artículos contra organismos nocivos, como plagas o bacterias, gracias a la acción de las sustancias activas que contienen estos productos. Este Reglamento pretende mejorar el funcionamiento del mercado de biocidas en la UE, garantizando un alto nivel de protección de las personas y del medio ambiente

El nuevo texto fue adoptado el 22 de mayo de 2012 y entrará en vigor el 1 de septiembre de 2013, con un periodo de transición para determinadas disposiciones. La Directiva de productos biocidas (Directiva 98/8/CE) quedará derogada.

Todos los productos biocidas que se comercializan requieren una autorización y las sustancias activas que contienen dichos productos deben ser aprobadas previamente. El RPB tiene por objeto armonizar el mercado a escala de la Unión, simplificar la autorización y aprobación de sustancias activas e introducir plazos para que los Estados miembros lleven a cabo sus evaluaciones, se formen una opinión y tomen las decisiones correspondientes. También fomenta la reducción de los ensayos con animales haciendo obligatoria la puesta en común de datos y promoviendo el uso de métodos de ensayo alternativos.

Al igual que en la Directiva anterior, la aprobación de sustancias activas tiene lugar a escala de la Unión y la posterior autorización de los productos biocidas a escala de los Estados miembros. Esta autorización puede ampliarse a otros Estados miembros mediante el reconocimiento mutuo. Sin embargo, este nuevo Reglamento también ofrece al solicitante la posibilidad de acogerse a un nuevo tipo de autorización a escala de la Unión (autorización de la Unión).

Se utilizará una plataforma informática específica (el Registro de Productos Biocidas (R4BP)) para presentar solicitudes e intercambiar datos e información entre el solicitante, la ECHA, las autoridades competentes de los Estados miembros y la Comisión Europea. Esta plataforma también documentará las decisiones y contribuirá a difundir la información al público.

Etiquetas: , , , , , , , , ,