Lavado de manos frente al Coronavirus, ¡Manos seguras!

lavado de manos

El lavado de manos frente a la COVID-19 es muy importante, una correcta higiene de manos puede determinar la no transmisión del virus por contacto. Lávate las manos solo cuando estén visiblemente sucias, si no, utiliza soluciones alcohólicas o geles hidroalcohólicos.

Para prevenir los contagios tenemos que evitar tocarnos la cara, la COVID-19 entra en nuestro cuerpo por la boca, la nariz y los ojos… Por ello, para prevenir contagios es importante que evitemos tocarnos las distintas partes de la cara.

Las manos son nuestro pilar fundamental para el contacto y manipulación, y además son uno de los principales transmisores del virus, de ahí la importancia de la higiene y del continuo lavado. 

¿Sabes cuántas veces nos tocamos la cara al día aproximadamente? Probablemente si empiezas a probar cifras no acertarás, unas 3.000 veces al día. Nos tocamos los ojos, la nariz, la boca, barbilla, el pelo, la oreja, los pómulos, el cuello…

Haz del lavado de manos, más que un hábito, una necesidad constante.

higiene de manos

Lavado de manos

10 pasos para una correcta higiene de manos, según la OMS está es la técnica correcta para lavar nuestras manos. Es importante que tengas en cuenta que padecer algunas enfermedades está a un simple lavado de manos. Puedes evitar enfermedades causadas sobre todo por bacterias y parásitos.

  1. Moja tus manos con agua.
  2. Coloca la palma de la mano en posición para depositar una cantidad de jabón suficiente para cubrir todas las superficies de las manos.
  3. Frota las palmas de las manos entre sí.
  4. Frota la palma de la mano derecha contra el dorso de la mano izquierda entrelazando los dedos y viceversa.
  5. Frota las palmas de las manos entre sí, con los dedos enlazados.
  6. Frota el dorso de los dedos de una mano con la palma de la mano opuesta, agarrándote los dedos.
  7. Frota con un movimiento de rotación el pulgar izquierdo, atrapándolo con la palma de la mano derecha y viceversa.
  8. Frota la punta de los dedos de la mano derecha contra la palma de la mano izquierda, haciendo un movimiento de rotación y viceversa.
  9. Enjuágate las manos con agua.
  10. Seca tus manos.

¡Tus manos son seguras!

La duración de este proceso tiene que ser de al menos 40-60 segundos y debemos hacerlo las veces que sean necesarias a lo largo del día cuando entremos en contacto con cualquier elemento o persona.

Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *