Pérdida de audición producida por el ruido.

pérdida de audición

La pérdida de audición producida por el ruido en el trabajo (NIHL en sus siglas en Inglés) ha sido durante mucho tiempo un riesgo grave para los trabajadores y un importante reto para los profesionales de la seguridad.

Para mejorar los niveles de seguridad, ahora es más importante que nunca comprender la importancia de NIHL así como lo es el conocimiento de que la protección puede personalizarse para que sea realmente eficaz.

A diferencia de muchas otras lesiones de salud y seguridad en el trabajo, la NIHL no es dolorosa, es invisible, y por lo general, se produce de forma gradual. Por tanto, no se tiene constancia de ella hasta que el daño ya se ha realizado. Sin embargo, muchos organismos públicos la reconocen como la enfermedad en el trabajo más común del mundo.

Las buenas noticias son que la NIHL también se pude prevenir fácilmente.

Incluso así, la prevención exige una clara comprensión de los retos antes de poder diseñar un programa de conservación de audición y proporcionar protección auditiva.

Pérdida de audición

prevención laboral

Problemas para la prevención

Las condiciones de trabajo pueden ser dinámicas e impredecibles. Así, los riesgos asociados a los ruidos pueden producirse de forma repentina y en formas no previstas. Además, cada trabajador es único, con distintas susceptibilidades a la NIHL.

En el pasado, se consideraba aceptable realizar evaluaciones generales de grupos de trabajadores que realizaban tareas similares en determinados entornos. Sin embargo, hay una creciente comprensión de que este planteamiento ignora los perfiles de riesgo del trabajo de cada individuo, la susceptibilidad personal a la pérdida de audición y los cambios en el entorno de ruido que no se evaluaron durante la actividad inicial de asignación de ruido.

Cada vez es más evidente que un tipo de conservación de la audición no se ajusta a todos y a todas las situaciones. Por tanto, la mejor forma de proteger a los individuos expuestos al riesgo de NIHL es una solución personalizada.

Problemas para la protección

La solución más sencilla puede parecer un equipo de protección que bloquee todo el ruido, pero esto conlleva sus propios riesgos: El usuario se sentirá aislado. Y será menos consciente de lo que le rodea y la situación. Estos riesgos pueden hacer que se quiten la protección para evitar peligros a corto plazo, con lo que se arriesgan a una pérdida de audición permanente a largo plazo.

Incluso cuando se proporcionan y se utilizan dispositivos de protección auditiva, la protección real obtenida para cada individuo puede no ser la misma que el nivel indicado por el fabricante. El ajuste y protección adecuados pueden verse afectados por una serie de factores como:

  • Gafas: si las patillas son gruesas, las gafas pueden romper el sello de la almohadilla de la oreja.
  • Casco: si se utilizan debajo de unas orejeras, afectará al sello alrededor de la oreja.
  • Corte de pelo: el pelo largo o el vello facial interferirán con el ajuste de las orejeras.
  • Error del usuario: un sellado inadecuado tras ponerse un dispositivo de protección auditiva.

Sea cual sea el problema que dé lugar a un fallo en la prevención o en la protección, la dificultad en última instancia es que la pérdida de audición resultante no se detectará hasta después de que haya sucedido. Y entonces ya es demasiado tarde.

prevención y protección audición

Soluciones de prevención y protección

Una de las formas más eficaces de reducir el riesgo de NIHL es cambiar el comportamiento del trabajador. Esto puede significar:

• Identificar a los individuos con más probabilidad de riesgo de NIHL.

• Compartir información con ellos sobre su comportamiento.

• Diseñar programas de conservación de audición personalizados para satisfacer sus necesidades.

Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *