Categoría: DETECCION DE GASES

DETECCION DE GASES

Caracterizado por un diseño ergonómico y una innovadora tecnología de sensor infrarrojo IR, el Dräger X-am 5600 es el instrumento de detección más pequeño para la medición de hasta 6 gases diferentes. Pequeño, ligero y fácil de usar, el detector de gases Dräger X-am 5600 es robusto y está diseñado para realizar operaciones con una sola mano en ambientes industriales difíciles. Resistente al agua y al polvo según IP 67 y con una protección de goma integrada, el dispositivo proporciona funcionalidad óptima incluso en las condiciones de trabajo más adversas. Gracias a la alta estabilidad y resistencia a la contaminación, los sensores infrarrojos IR de Dräger pueden usarse generalmente durante un periodo de más de ocho años. Esta avanzada tecnología reduce el coste de funcionamiento considerablemente, ya que se necesitan menos sensores de repuesto. Además, la calibración del sensor solo es necesaria cada 12 meses, lo que reduce los costes de mantenimiento. El sensor infrarrojo IR Ex permite la medición de hidrocarburos explosivos y combustibles en el rango del % LIE o % Vol. El sensor infrarrojo IR CO2, con una resolución de medición de 0,01% vol., proporciona seguridad y mediciones exactas, así como un aviso contra las concentraciones tóxicas de dióxido de carbono en el aire ambiente. Para estas aplicaciones donde se requiere una medición fiable de las sustancias explosivas y CO2, las ventajas de ambos pueden obtenerse mediante un sensor dual (Dual IR CO2/Ex). Además de los hidrocarburos, el hidrógeno también puede ser un gas explosivo. Puesto que los sensores basados en tecnología de infrarrojos no avisan contra los peligros de explosión de hidrógeno, el detector Dräger X-am 5600 combina las dos señales de los sensores (Ex infrarrojo y H2 electroquímico) para una detección fiable de hidrógeno. El X-am 5600 proporciona las ventajas de una tecnología libre de agentes tóxicos para ser utilizada en áreas donde, hasta ahora, solo se habían usado los sensores catalíticos Cat Ex. Gracias a la combinación de la innovadora tecnología de infrarrojos y los últimos sensores en miniatura electroquímicos Dräger XXS, este detector de 1-6 gases detecta fielmente las concentraciones explosivas, combustibles y perjudiciales de O2, Cl2, CO, CO2, H2, H2S, HCN, NH3, NO, NO2, PH3, SO2, aminas, mercaptanos, fosgeno (COCl2) y vapores orgánicos OV. Con el software para PC Dräger CC-Vision, los sensores se pueden intercambiar, calibrar o convertir fácilmente para cumplir con las necesidades de las diferentes aplicaciones. El pequeño y fiable detector de gas Dräger X-am 5600 es adecuado para usar en áreas clasificadas con riesgo de explosión como Atex zona 0, que son áreas donde siempre pueden surgir ambientes explosivos.

Detector con hasta 4 canales de detección (gases inflamables, oxígeno, monóx. de carbono y ácido sulfhídrico). Medidas a tiempo real con tiempos de lectura de hasta 22 horas. Muy fácil de utilizar: un único boton de operación. Almacena hasta 20 registros incluyendo el tipo de sensor, la lectura media y máx., tiempo y duración. Para trabajar con seguridad en espacios confinados. Vibrador y dataloging incluido. Versiones disponibles: C613 MULTIPRO LIE/O2; C613R Multipro LIE/O2 – recargable; C610 Multipro LIE/O2/CO/H2S; C610R Multipro LIE/O2/CO/H2S – recargable.

Sólo se necesita colocar el detector en la estación y el banco de control efectua el resto. El IQ Express del MultiPro ejecuta automáticamente operaciones de seguridad, incluido la identificación del detector, el test de la batería, el test de las alarmas (sonoro, visual y del vibrador si tiene), la calibración cero (aire fresco), y el test de gas automático. Si el test de gas es fallido, el IQ Express del MultiPro efectua automáticamente una calibración completa sin intervención ninguna. La duración total de la operación, incluyendo tests y calibración, no será mayor de 90 segundos. Es posible conectar el IQ Express a un PC via USB para pasar los datos al ordenador. Es necesario adquirir también un regulador y una botella de gas patrón.

Nuevo detector multigas con hasta 6 canales de detección, con 19 opciones de sensor incluyendo sensores electroquímicos, LEL, detección PID para conocer la presencia de VOCs e Infrarrojos para la detección de CO2. Seguro y sofisticado, fácil de utilizar y de mantener. Con pilas alcalinas (3 pilas AA) o con batería recargable. Registro de datos que se pueden descargar fácilmente en un ordenador. Tiempo de trabajo en continuo 24 horas. Incluye bomba manual de muestreo con 320 cm de tubo, bomba automática disponible bajo pedido. Consulte con nuestro departamento técnico la combinación de sensores que necesita, hasta 19 sensores diferentes y muchas combinaciones disponibles. ATEX. 652 gr.

Detector de gases inflamables, oxígeno, monóxido de carbono y ácido sulfhídrico. Muy fácil de utilizar, opera de forma simple con un sólo botón. Sólo necesita calibración 2 veces por año, mediante un procedimiento sencillo ejecutado con un sólo botón. La unidad se recarga en 4 horas. Posee la calificación IP67, que garantiza su resistencia al polvo y el agua. Garantiza la obtención de un registro preciso del día de trabajo de un usuario con 16 horas de registro de datos estándar y un registro de hasta 10 eventos. Increíblemente delgado y liviano, lo que hace que sea cómodo de llevar. Alimentación con batería recargable. Texto en varios idiomas: español, inglés, francés, alemán y portugués. ATEX.

El moderno dispositivo de monitorización Dräger X-zone 5000 se puede utilizar en combinación con el Dräger X-am 5000 o X-am 5600 para la medición de hasta seis tipos de gases diferentes. Este equipo fácil de transportar, sólido y resistente al agua extiende la tecnología de detección portátil de gases a múltiples aplicaciones industriales. Monitorización de área innovadora. El Dräger X-zone 5000 transforma los instrumentos de detección portátil de gases Dräger X-am 5000 y X-am 5600 en unos dispositivos innovadores de monitorización del área con un amplio rango de aplicaciones. Una combinación perfecta para una mayor seguridad: además de los detectores personales que puede llevar el usuario, estos monitores de área se pueden colocar allí donde se espera una concentración peligrosa de gases. Seguridad sin cables en todo el perímetro. Se pueden interconectar hasta 25 Dräger X-zone 5000 automáticamente para formar una cadena inalámbrica. Esta interconexión de los dispositivos de monitorización del área permite obtener una seguridad más rápida en áreas grandes. En caso de una alarma de gas, el Dräger X-zone 5000 transmite la señal de alarma a todas las unidades que forman parte de la cadena mediante una señal vía radio. Esta alarma secundaria se muestra, al contrario que la alarma principal roja, verde/rojo mediante el anillo del LED iluminado, lo que permite un reconocimiento más fácil y rápido de la zona de alarma principal (presencia de gas) y analizar la causa de la misma. Monitorización del área incluso con bomba. Una bomba integrada opcionalmente permite una monitorización continua de las áreas durante una medición en un lugar remoto. Esto proporciona una monitorización continua de espacios y ubicaciones estrechos y de difícil acceso (tanques, túneles, tuberías, …), hasta una distancia de 45 m (150 ft). Contacto de alarma para la utilización con un equipo externo. Mediante el contacto de alarma libre de potencial, el Dräger X-zone 5000 también se puede interconectar y operar con otros equipos externos como alarmas sonoras, señales visuales, semáforos, cortar el suministro eléctrico a una zona, …. Además, la señal en cadena, junto con el contacto de alarma, se puede transmitir a una sala de control, supervisando un amplio rango de aplicaciones. Certificado para zona clasificada Ex Atex Zona 0. A diferencia de los medidores de gas personales, los dispositivos de monitorización del área permanecen en caso de una alarma de gas en el área con peligro de explosión. Por tanto, es importante que los dispositivos estén aprobados para su uso en áreas con peligro de explosión Atex zona 0. Las aprobaciones del Dräger X-zone 5000 permiten la operación continua del dispositivo en una atmósfera y ambiente explosivo. Operación continua de hasta 120 horas. Los dos modelos de baterías recargables hacen que el Dräger X-zone 5000 se pueda adaptar para numerosas aplicaciones. La batería de 12 Ah, con un peso total de solo 7 kg (15 lbs.), ofrece una operación continua de hasta 60 horas. La batería de 24 Ah con un peso total de 10 kg (22 lbs) proporciona hasta 120 horas de operación continua, una semana completa de trabajo. Alarmas claras – 360º. Incluso a distancia se puede ver el anillo del LED en verde que indica que el aire está limpio. Si se detecta riesgo de gas, el color del LED cambia de verde a rojo, lo que supone un aviso visual claro de que hay presencia de gases peligrosos. Además, se emite una alarma de aviso altamente sonora. La entrada del gas en el Dräger X-zone 5000 está colocada de tal manera que el gas se puede difundir 360º por todos los lados del equipo.

Alta calidad de medición sumada a un montaje simple y un manejo extremadamente sencillo. El transmisor Polytron 3000, intrínsecamente seguro, es ideal para la medición industrial de gases tóxicos y oxígeno. El sistema que consta de una estación de premontaje (para la instalación mecánica y eléctrica) y del Dräger Polytron 3000 (electrónica de transmisor) ahorra tiempo y dinero. La estación de premontaje se puede montar y conectar por adelantado y se protege de la lluvia y el polvo hasta que se utilice. El Dräger Polytron 3000 se coloca en ella y se fija con un cierre de presión. Después de insertar el sensor, el sistema está listo para el funcionamiento.

El Polytron Dräger 7000 es un detector de gas que puede satisfacer todas las aplicaciones de detección de gases tóxicos y oxígeno en una única plataforma. Puede cumplir los requisitos del mercado habitual así como los requerimientos de soluciones personalizadas de alta especificación. Dräger Polytron 7000 es capaz de detectar más de 100 diferentes gases. Específicamente diseñado para los exigentes requisitos de las 24 horas del día, 365 días al año de sistemas de detección de gases, el tamaño mayor del DrägerSensor son conocidas por su larga vida y rendimiento superior. La memoria del sensor integrado contiene todos los datos del correspondiente sensor. Todo esto permite el uso de sensores pre-calibrados, lo que hace que el Dräger Polytron 7000 sea ideal para un transmisor, virtualmente, libre de mantenimiento. El Polytron 7000 consiste de dos piezas; estación de premontaje y módulo electrónico. Se puede instalar la estación de premontaje (montaje y cable) y luego enchufar el módulo electrónico cuando este listo para la puesta en marcha. El diseño de la carcasa dura y compacta de poliéster conductivo reforzado con fibra de vidrio del Dräger Polytron 7000 le da una protección contra polvo y agua IP66/67. También tiene resistencia de RFI insuperable y verificación a SIL 2. El diseño de la carcasa dura y compacta de poliéster conductivo reforzado con fibra de vidrio del Dräger Polytron 7000 le da una protección contra polvo y agua IP66/67. También tiene resistencia de RFI insuperable y verificación a SIL 2.

Fiable en las más duras condiciones industriales: el transmisor óptico de infrarrojos Dräger PIR 7200 ofrece una óptica sin desviaciones para el control en continuo del dióxido de carbono (CO2). El Dräger PIR 7200, basado en innovaciones patentadas, combina una óptica con máximo rendimiento de luz con una tecnología de cuatro haces que estabiliza las señales. La construcción de doble compensación destaca por su inigualable resistencia a las interferencias (p.ej. acumulaciones de polvo y suciedad). Debido a su naturaleza sin proyecciones, la señal de medición del Dräger PIR 7200 no se modifica por un haz parcialmente cubierto. De este modo se garantiza el cumplimiento del equipo del requisito de “ausencia de falsas alarmas”.

El Dräger PIR 7000 es un transmisor infrarrojo para el control en continuo de gases y vapores inflamables. Con su carcasa de acero inoxidable SS316L y una óptica sin derivas este transmisor se puede utilizar incluso en las condiciones industriales más duras. Basado en el éxito del equipo de detección de gases estacionario probablemente más estable, el Dräger Polytron IR, el Dräger PIR 7000 establece mundialmente nuevos baremos. Basado en innovaciones patentadas, el Dräger PIR 7000 combina una óptica extremadamente eficaz con un proceso de cuatro haces y estabilizador de señales. Su construcción de doble compensación se caracteriza por una excelente robustez frente a influencias negativas (deposiciones de polvo o suciedad en las superficies ópticas, insectos dentro de la cubeta de medición, etc.).